“La educación a distancia tiene una larga data en el Perú y esa experiencia hay que aprovecharla”

La pandemia del nuevo coronavirus obligó al gobierno a suspender las clases presenciales en las escuelas estatales y privadas. Para Roberto Bustamante Vento, investigador y consultor en tecnologías de información y comunicación (TIC) para la educación, ningún colegio se encontraba preparado para relacionarse con las herramientas tecnológicas que vienen usando. Ante la pregunta ¿por qué algunos tienen menor y mayor éxito? La respuesta es sencilla: Los directores tienen un papel central para darle apoyo a sus profesores y mantener la confianza con los padres de familia, afirmó.

A causa de la pandemia, la educación peruana estrechará su vínculo con las TIC. ¿Qué desafíos se vienen?

El desafío mayor va a ser el de la sostenibilidad de ese despliegue de TIC. Ya hemos vivido otros despliegues enormes anteriormente, pero donde la pata más débil fue el de la sostenibilidad: ¿quién dará el soporte? ¿cómo se dará el acompañamiento? ¿cómo se está pensando el mantenimiento y reemplazo de las piezas? ¿quién está encabezando la generación de nuevas formas de aprovechamiento, de contenidos contextualizados? Sobre la base de experiencias pasadas, los retos van a ir por cómo hacer que un despliegue así sea duradero y no un proyecto de un año o dos.

¿Qué políticas o estrategias se tendría que desarrollar con las zonas más alejadas del país para ser incluidas con la educación remota?

Tiene que trabajarse en redes, que incluyan acompañamiento oportuno a los docentes, que les den nuevas ideas, nuevos contenidos contextualizados y soporte técnico adecuado y rápido; caso contrario vas a tener docentes y estudiantes con equipos que a la primera falla (pedagógica o tecnológica) van a guardar el dispositivo otra vez en su caja.

Hasta el momento, ¿cómo evalúas el programa “Aprendo En Casa”?

“Aprendo En Casa” ha tenido un fuerte impulso. Ha estado bien y todos se han ido sumando. Pero dicho programa estuvo pensado para un momento de emergencia corta, sobre la base de que los estudiantes regresaban a clase la primera semana de mayo. Ahora tenemos otro escenario, donde los estudiantes quizá no regresen a las aulas hasta fin de año. Esto implica que “Aprendo En Casa” se vuelva el espacio de enseñanza y aprendizaje para todos los niños, niñas y adolescentes. Y allí es donde el MINEDU va a tener que darle más fuerza, recursos, ideas y convocar a más actores, de la sociedad civil y no solo del sector privado.

La pandemia también puso en evidencia que las escuelas privadas tampoco estaban preparadas o acaso interesadas en trabajar con las TIC.
Yo creo que no ha habido escuela que se haya preparado para algo como esto. Los profesores han estado preparándose todo el verano para clases presenciales, para sus proyectos a trabajar en clase. El problema es que todo eso ha cambiado y allí tienes a los docentes preparándose en menos tiempo para esto totalmente nuevo. Profesores que tienen que aprender a hacer sus videos, a manejar herramientas de videoconferencia, a usar carpetas compartidas. Algunas están respondiendo mejor que otras. Y eso depende del liderazgo de sus directores. Los directores tienen un papel central para darle apoyo a sus profesores y mantener la confianza con los padres y madres.

¿Adviertes que falta una campaña para que explique las bondades que tiene la enseñanza remota o a distancia?

Hay un estigma que ha venido desde el propio Ministerio de Educación (Minedu), que por la emergencia se ha visto en la disyuntiva de echarle mano a la educación a distancia (que, aunque no se sepa, es de larga data en el país). El Minedu ha privilegiado la educación presencial, pero no le ha dado fuerza y ese mensaje ha calado en los padres y madres. Ahora tiene que dar otro mensaje y decir que la educación a distancia funciona, de otro modo que la presencial por supuesto.

A decir del especialista Jaime Saavedra, la adopación de la educación virtual no es sencilla, tanto así que en países desarrollados les cuesta obtener resultados. ¿Cuál es tu apreciación al respecto?

No es sencilla porque amerita encontrar un equilibrio complicado entre los tecnólogos, es decir los que prefieren anteponer la solución tecnológica, de la herramienta, al dilema educativo, y los educadores, que son los que anteponen el dilema de los aprendizajes al de la tecnología. Ambas posturas son, a mi criterio, erradas, porque este es un problema híbrido. Se requiere el diálogo permanente entre ambas líneas, encontrar que experiencias son la que se necesitan crear entre docentes, tecnologías y estudiantes y qué efectos cognitivos, a nivel de aprendizajes, y también de adopción de tecnologías se van a crear. Por allí van los retos y también la posibilidad de obtener resultados positivos.

Entonces, ¿puedes afirmar que la educación virtual llegó para quedarse?

Hay que diferenciar educación a distancia y la educación virtual. Puedes tener una educación presencial que interactúe con lo virtual, así como educación a distancia totalmente asíncrona y analógica. Lo que vemos ahora es que estamos desempolvando varias cosas de la educación a distancia, pero tenemos también las herramientas digitales para hacer nuevos tipos de contenidos e interacciones.

Notas de interés:

¿Cuáles son los síntomas de la covid-19?

Los síntomas más comunes de la covid-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

¿Cómo se propaga la covid-19?

Una persona puede contraer la covid-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la covid-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la covid-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s