“Buscar la inmunidad de rebaño por infecciones de campo no es una estrategia ideal” | Análisis

El doctor en inmunología comparativa de la Universidad de Alberta de Canadá, Juan More Bayona, explica con claridad en qué consiste y qué implicancias tendría adoptar esta estrategia de respuesta a la pandemia del nuevo coronavirus.

Actualmente se está hablando acerca de la inmunidad de rebaño en los medios (peruanos) a raíz de estudios que sugieren haberlo logrado en algunas ciudades del país ¿Qué es? ¿Qué implica? Y ¿cómo llegar a ello? Te lo cuento a continuación.

La inmunidad de rebaño, de hato o herd immunity describe la protección indirecta que se confiere a una población determinada cuando una gran proporción de esta población se encuentra inmunizada; es decir, la población susceptible se encuentra protegida por los individuos inmunizados a su alrededor.

Por supuesto, el porcentaje de población inmunizada mínima requerida para conferir esta protección dependerá de la tasa de diseminación del patógeno involucrado.

Según estudios preliminares, para el caso del #SARSCoV2 se requerirá de aproximadamente de entre 60 a 70% de individuos inmunizados para lograr una inmunidad de rebaño.

Esto dependerá del tipo de patógeno involucrado. Por ejemplo, para sarampión, 97% de la población deberá estar inmunizada para lograr la inmunidad de rebaño.

Sin embargo, estos estimados se han realizado en base a realidades distinta a la nuestra, y, principalmente, usando supuestos como inmunización homogénea o infección que genere inmunidad

¿Podrían ser estos estimados distintos en nuestro país? ¿Cómo alcanzar una inmunidad de rebaño? Esto se puede lograr a través de la vacunación o infección de campo. Como se entenderá, la forma más segura de obtener esta inmunidad es a través de los programas de vacunación.

En el caso de ausencia de vacunación, como es el caso de #SARSCoV2, el virus se diseminará libre y rápidamente, ocasionando que una gran proporción de individuos infectados sucumban a la enfermedad, mientras otra proporción desarrollará inmunidad.

Sin embargo, esto acarrea que para llegar a alcanzar de una inmunidad de rebaño, se pierda una gran proporción de individuos de esa población. Por ese motivo, buscar la inmunidad de rebaño por infecciones de campo no es una estrategia ideal.

Tradicionalmente, la inmunidad de rebaño se ha evaluado a través de la medición de anticuerpos frente al agente patógeno involucrado. Asumiendo que aquellos que desarrollen anticuerpos serán inmunizados. Sin embargo, el concepto de inmunidad va más allá de la presencia o ausencia de anticuerpos, sobre todo, cuando la medición de esos anticuerpos se realiza a través de una u otra tipo de prueba.

Hay que tener en cuenta el tipo de prueba que se utiliza (prueba rápida, ELISA, detección de anticuerpos neutralizantes, etc).

Por eso hay que tener cuidado cuando se hable de inmunidad de rebaño solo considerando la medición de anticuerpos. La evaluación de inmunidad de rebaño debe realizarse dentro de un contexto de medir múltiples variables como mortalidad, morbilidad, casos nuevos, entre otros, y no solo por anticuerpos.

Nota de redacción: El doctor Juan More Bayona autorizó la publicación de esta artículo que inicialmente lo compartió en Twitter.