Covid-19 | Tratramiento necesitaría combinación de medicamentos como se hace con el sida y el cáncer

“Como todos los virus, los coronavirus son expertos en descifrar códigos. El SARS-CoV-2 ciertamente ha descifrado el nuestro”, señaló William A. Haseltine, reconocido científico y fundador de los departamentos de investigación de cáncer y sida en la Facultad de Medicina de Harvard.

Asociado fuertemente a las investigaciones sobre el cáncer y el sida, el destacado científico William A. Haseltine, acaba de publicar un artículo en la prestigiosa revista Scientific American titulado “Lecciones del SIDA para la pandemia COVID-19”.

En este texto precisó que el nuevo coronavirus es un tipo de “máquina biológica inteligente que ejecuta continuamente experimentos de ADN para adaptarse al nicho ecológico que habita”.

Para Haseltine este virus “ha causado una pandemia en gran parte porque actuó sobre tres de nuestras vulnerabilidades más humanas: nuestras defensas biológicas, nuestros patrones de comportamiento social agrupados y nuestras divisiones políticas latentes”.

Lecciones aprendidas

Las lecciones que viene dejando a lo largo de varias décadas de estudios sobre el VIH, el virus de la inmunodeficiencia humana que causa el sida, lo llevan a citar lo siguiente:

  • El VIH / SIDA es uno de los peores flagelos que han enfrentado los seres humanos. Como descifrador de códigos, el VIH es un experto”.
  • “A finales de 2019, la cifra mundial de muertos por este virus era de aproximadamente 33 millones de personas. En total, 76 millones de personas han sido infectadas y los científicos estiman que otros 1,7 millones de personas adquieren el virus cada año”.
  • Debemos apreciar lo que han logrado nuestras defensas científicas. De los casi 38 millones de personas que viven actualmente con el VIH / SIDA, 25 millones están recibiendo tratamientos antirretrovirales completos que previenen la enfermedad y suprimen el virus tan bien que es poco probable que lo transmitan”.
William A. Haseltine: Científico, emprendedor y filántropo.

El experto señaló que la “guerra épica contra el SIDA, médicos, virólogos, epidemiólogos y expertos en salud pública han aprendido lecciones cruciales que podemos aplicar a la batalla que libramos actualmente”.

Señaló, por ejemplo, que “las vacunas nunca son una garantía, pero que los tratamientos pueden ser nuestra arma más importante”. Y se descubrió “que el comportamiento humano juega un papel vital en cualquier esfuerzo de lucha contra la enfermedad y que no podemos pasar por alto la naturaleza humana”.

Un aprendizaje más y que resulta fundamental: “aprovechar el conocimiento y las herramientas adquiridas para combatir brotes anteriores, una estrategia que solo es posible si continuamos financiando la investigación entre pandemias“.

Sexualidad y covid-19

Para el especialista estadounidense, “hay una dinámica sexual en la covid-19 que a menudo no se menciona. Es parte de lo que está impulsando a la gente a salir de sus hogares y entrar en bares y fiestas. Cualquiera que tenga antojo de una cerveza puede saciar su sed en la seguridad de su propio hogar, pero la satisfacción es menos fácil para otros deseos, especialmente cuando uno es joven, soltero y vive solo. Nuestras estrategias de salud pública no deben ignorar este hecho.

Según William A. Haseltine: “Las mismas lecciones que aprendimos en medio de la epidemia del VIH para ayudar a los jóvenes a cambiar sus comportamientos se aplican hoy a la covid-19: conozca su riesgo, conozca a sus socios y tome las precauciones necesarias”.

Se trata de una “pandemia prolongada o que pronto tengamos suerte con tratamientos y vacunas eficaces”, remató en su amplio artículo. “Pero hemos estado aquí antes, enfrentándonos a un enemigo viral desconocido, y podemos apoyarnos en las lecciones que hemos aprendido. Esta no es la primera y no será la última epidemia mundial”, concluyó.

Sepa más:

This article was originally published with the title “What We Learned from AIDS” in Scientific American 323, 4, 35-41 (October 2020) doi:10.1038/scientificamerican1020-35