Descubren un gato gigante entre las líneas de Nazca

Los arqueólogos del Plan de Manejo Nazca-Palpa del Ministerio de Cultura de Perú hallaron la figura felina.

Una figura de un gato de 37 metros de largo fue recientemente descubierta en los alrededores de una ladera del Mirador Natural, en la Pampa de Nasca. Tiene una antigüedad de 100 a.C. a 200 a.C.

Fue hallada por un equipo de arqueólogos mientras realizaban trabajos de mantenimiento en este sitio considerado por la UNESCO, en 1994, como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.

El grabado muestra una criatura con orejas puntiagudas, ojos redondos y una larga cola rayada. Se trata del más reciente descubrimiento entre las enormes tallas de distintos animales y plantas encontradas entre las ciudades desérticas de Nasca y Palpa, ubicadas a más de 250 kilómetros al sureste de Lima.

Tal como se aprecia en la imagen, esta se puede apreciar sin la necesidad de usar una avioneta, tal como sí ocurre con los otros geoglifos.

El Colibrí es una de las líneas de Nazca que concita mayor atención en el mundo.

Líneas de Nazca

Las pampas ubicadas entre las ciudades de Palpa y Nazca son conocidas en el mundo porque concentran líneas y figuras en la superficie del desierto, conocidas con el nombre técnico de geoglifos. Estas muestran animales y plantas (llamados biomorfos) y diversas formas geométricas.

De acuerdo a diferentes investigaciones, las líneas en la arena en esta zona del desierto peruano se hicieron en el siglo I d. C., Era desconocidas hasta principios del siglo XX.

Cuando fueron declaradas “Patrimonio de la Humanidad”, la Unesco señaló: “Son el grupo más destacado de geoglifos en cualquier parte del mundo y no tienen parangón en cuanto a su extensión, magnitud, cantidad, tamaño, diversidad y tradición ancestral que cualquier otro trabajo similar en el mundo”.

Ver más:

María Reiche, una vida dedicada a preservar las Líneas de Nasca