Investigadores cuestionan desinformación sobre vacunas Sinopharm

Un medio de comunicación de señal abierta informó y comentó el viernes que estas vacunas tenían baja eficacia, algo que fue desmentido por entidades estatales, la UPCH, la empresa Sinopharm, a través de la Embajada de China en nuestro país, así como numerosos investigadores peruanos.

Willax TV se ha convertido en un medio de comunicación que propala de manera consecutiva, en tiempos de pandemia, falsas noticias, sin resquemor alguno. El viernes por la noche, el conductor Beto Ortiz dijo en su programa que tenía entre sus manos “el resultado del estudio clínico de la vacuna china que se hizo en la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM)”.

Indicó que “este estudio, que tiene 150 páginas, nos revela una verdad realmente preocupante…Esto es serio…El resultado del estudio (realizado con un grupo de voluntarios peruanos) señala que la cepa de Wujan tiene solamente 33% de eficacia, repito, 33% de eficacia; pero la vacuna con la cepa Beijing tiene solo el 11% de eficacia, eso prácticamente como inyectarse agua destilada”.

“Esto es un gran escándalo”, comentó el comunicador, quien se apoyó en el ex jefe del Instituto Nacional de Salud (INS), Ernesto Bustamante, candidato al Congreso de la República, “para descifrar este estudio a fin de ver cuáles serán las consecuencias y que el Estado peruano se haya empecinado a comprar las vacunas chinas”, dijo.

Bustamante, lejos de aclarar el tema, sostuvo que “los resultados (de los estudio clínicos) son horribles. Además no sabemos qué vacuna hemos comprado…Este estudio es un estudio viciado y parece que ha sido dirigido política y no científicamente”, señaló.

Falsa noticia o #FakeNews

En horas de la mañana del sábado, en la emisora RPP, la doctora Coralith García, investigadora principal del ensayo clínico de la UPCH, precisó que la información difundida era un trabajo preliminar y no un resultado final, el cual se tendrá en ocho semanas.

Es decir, todo lo comentado ampliamente en el programa televisivo no se basó en un estudio final. Peor aún: el especialista invitado dio un mala lectura al informe, pese a que ese trabajo lo tuvo entre sus manos un día antes, según declaró.

Fue así como el Ministerio de Salud publicó un comunicado:

La empresa Sinopharm publicó:

En Twitter, diferentes investigadores rechazaron de manera contundente la acción de Ortiz y Bustamante, cuando este lunes comienza el programa de vacunación contra la covid-19 con los adultos mayores.

Juan More Bayona comentó:

Percy Mayta-Tristán añadió:

Luis Hernández Núñez expuso:

Edward Mezones-Holguín ensayó:

Y así existen numerosos comentarios y análisis de científicos que cuestionaron la presencia de Bustamante, quien hasta el momento piensa que no buscó alarmar ni empañar el programa de vacunación con sus comentarios o “análisis”. ¿Qué decir?

Para el periodismo peruano este episodio quedará marcado como una de las etapas más oscuras de esta profesión. Se trató de un programa que, lejos de calmar e informar con la verdad a la población, prefirió dar preferencia a intereses políticos y económicos. ¿Hasta cuándo? Las autoridades respectivas tienen la palabra.